LAS HIJAS DE LA CARIDAD
DE SAN VICENTE DE PAÚL

SERVICIO DE PROYECTOS INTERNACIONALES

EXPERIENCIA

“La Caridad de Jesucristo crucificado que anima e inflama el corazón de la Hija de la Caridad, la apremia a acudir al servicio de todas las miserias”. -Constituciones de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl


La mejor manera de entender la organización de las Hijas de la Caridad, consiste en compartir la experiencia vivida por las Hermanas que viven y trabajan en el mundo en desarrollo. Unidas entre ellas, las Hijas de la Caridad consagran su vida al servicio de los pobres. Relatos, videos, biografías y aun más, les ofrecerán una visión del mundo en el que viven las poblaciones locales y las Hermanas, y las luchas y la riqueza de su trabajo en colaboración. Verifique con frecuencia las nuevas puestas al día.


Gente de la Calle de Ghana

Como Objetivo de las Hijas de la Caridad para la Educación Sobre la Pandemia

Las Hijas de la Caridad de Ghana creen que es prioritario proteger a la población de personas que viven en la calle, principalmente mujeres y niños, que luchan en condiciones de aglomeración. Las hermanas trabajan para educar con información fáctica de modo que estas personas puedan protegerse a ellas mismas y a otras durante la pandemia de coronavirus. Se celebraron sesiones de talleres para prevenir la transmisión de COVID -19 en su Centro de Paso e incluso se realizan en las esquinas en la calle. Las hermanas también buscan a personas vulnerables en lugares ocultos donde ahora se agrupan, ya que quienes viven en la calle no pueden realizar sus tareas habituales debido a la COVID-19.


Las metas de educación de las hermanas comprenden explicar las medidas de seguridad y precaución según las describen la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Gobierno de Ghana. También comentan la estigmatización que existe alrededor de quienes han contraído COVID-19. Las hermanas alientan a las personas de la calle a brindar información a las autoridades correspondientes si observan síntomas del virus en personas vulnerables y, además, ofrecen el número de su propia oficina para que llamen si las personas tienen necesidades. Hasta ahora, las Hijas de la Caridad han podido llegar a más de 1500 personas, incluso proporcionando alimentos necesarios y otros artículos de alivio.